LOGRAN ZAFRA DE MÁS DE 40 MIL TONELADAS DE SAL EN CUYUTLÁN

+Este trabajo se realiza desde hace más de 100 años en las salinas ubicadas en la Laguna de Cuyutlán; la sal de Colima es uno de los productos con mayor demanda en México y en otros países del norte y sur de América.

 

Este fin de semana concluyó la zafra de sal en la laguna de Cuyutlán, en Armería, logrando obtener una producción de poco más de 40 mil toneladas de sal, informó la Sociedad Cooperativa de Salineros de Colima, conformada por os 192 socios.

 

Los trabajos comenzaron en abril, y tras 3 meses de actividades que realizan los salineros, como la preparación de filtros, estanques y eras, tuvieron éxito en recuperar una cantidad importante del también llamado “oro blanco”, el cual producen de forma artesanal desde hace más de 100 años en las salinas ubicadas en la Laguna de Cuyutlán.

 

La sal de Colima es uno de los productos con mayor demanda en México y en otros países del norte y sur de América, gracias a que supera los estándares de higiene y calidad.

Mario Jiménez Cárdenas, presidente de la Sociedad Cooperativa de Salineros de Colima, se dijo satisfecho por haber rebasado la meta este año la meta,  logrando, además, buenos precios, ya que está en 2 mil pesos la tonelada.

 

“Consideramos que fue un año récord en producción, con un poco más de 40 mil toneladas. Con este precio y desocupándose de la zafra 2020, vamos a buscar nuevos mercados, porque será necesario por la cantidad de sal que sacamos”, explicó.

Ante la pandemia del Covid 19, Jiménez Cárdenas comentó que al iniciar la zafra, los salineros obtuvieron un crédito de 21 millones de pesos y de allí la necesidad de lograr una mayor comercialización.

 

En ese sentido, el dirigente salinero dio a conocer  “de aquí en adelante no verán un plástico tirado o bolsa de algún producto, todo con la finalidad de evitar daños ecológicos a la laguna, que es donde extraemos el agua para la producción de sal”, añadió.

 

Mario Jiménez Cárdenas informó que no se han tenido casos de socios que incumplan con las medidas sanitarias, “de cualquier manera, tenemos un Comité de Vigilancia durante todo el día supervisando y, en caso de que haya algún problema, ellos se encargan de levantar algún plástico que estuviera por ahí”.

 

Por su parte, Miguel Camacho, presidente del Comité de Vigilancia, dijo que se supervisa minuciosamente la limpieza de los hules y que la laguna quedé sin contaminantes, como parte del cuidado que se debe tener para asegurar la calidad de la sal y del agua de la laguna.

 

Los salineros retiraron los plásticos que ya no se utilizarán en la próxima zafra, otros fueron doblados y guardados para el próximo año que iniciará, según se tiene previsto, en mazo de 2021.