LA REDUCCIÓN PRESUPUESTAL AL CEAC PODRÍA PROVOCAR PROBLEMAS DE ESCASES DE AGUA Y SALUD PÚBLICA

Para el director de la Comisión Estatal de Agua de Colima (CEAC) Óscar Ávalos Verdugo, la reducción que se le hizo a esta dependencia en el presupuesto 2020, que pasó de 40 millones de pesos a tan solo 18 millones para este año, podría provocar algunos problemas de escases de agua, pudiendo afectar también la salud pública de la población.

 

Ningún espacio, público o privado puede conceptualizarse sin un servicio de agua, señaló el funcionario estatal, “el agua, como materia prima se tiene, pero el proceso para llevarla a los diferentes usuarios tiene un costo”, externó.

 

“Traer agua a Colima nos cuesta mucho dinero porque hay que traerla de 29 kilómetros de distancia, desde Zacualpan a Colima y ya estando aquí en Colima hay que rebombearla en la parte norte y en muchos hogares de Colima y Villa de Álvarez”, ejemplificó.

 

Además, también, dijo “llevar agua a Manzanillo la llevamos de un acueducto de más de 55 kilómetros de distancia con más de cuatro removeos en su ínter y de ahí distribuirlo a la zona urbana y rural”.

 

En este sentido, precisó que esta reducción significa que los organismos operadores reducirán las horas de servicio, que se traduce en un menor servicio a los habitantes, además, se agrava la situación, cuando los desarrolladores de vivienda omiten establecer depósitos de agua agravando el suministro.

 

“A la CEAC nos compete buscar dar un servicio de calidad y calidez en cantidad y en tiempo al usuario en todos los lugares donde se encuentre en el estado de Colima, por lo que el gobierno del estado no bajará la guardia”, expresó.

 

Significa ahora, mencionó, que con menos se tiene que hacer más, que con menos se tienen que apoyar los proyectos que estén debidamente sustentados y sean determinantes para el beneficio de la sociedad colimense.

 

Señaló, también que ya sostuvo reuniones con el director general de la Comisión Nacional de Agua (CONAGUA) con el propósito de buscar alternativas de solución ante la problemática que se enfrenta. En este sentido, “sencillamente nos dijo (CONAGUA) que era un problema que había que atender con la Cámara de Diputados federal, nos remite a los diputados federales y para los elevados costos de la energía eléctrica con la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, concluyó.