DESARROLLAN INOCUIDAD PECUARIA PARA PRODUCIR MEJORES ALIMENTOS

La inocuidad pecuaria que consiste en dar asesoría a los productores para que utilicen un sistema de control y disminución de riesgo, logrando así que se produzcan alimentos limpios, libres de contaminantes para los consumidores, así lo dijo Rosa Elizabeth Rolón López, auxiliar de campo en el programa de Inocuidad.


Explicó que la inocuidad pecuaria se aplica en abejas, bovinos productores de leche, productores de carne, doble propósitos, cerdos y aves, el cual está enfocado a pequeños y medianos productores.


Rolón López señaló que las buenas prácticas pecuarias se logran mediante un conjunto de procedimientos, actividades y controles que se aplican en las Unidades de Producción con el objetivo de disminuir los riesgos asociados a factores químicos, físicos y microbiológicos.


Indicó que en el caso específico de productores de leche, se les da asesoría técnica basada en buenas prácticas de producción, que son procedimientos que se deben hacer para que la leche se produzca higiénicamente y sea lo más limpia posible, buscando que no perjudique a la salud del consumidor, prácticas que van asociadas al bienestar de los animales.


“Si realizan prácticas recomendadas se van a prevenir enfermedades y esto ayuda a disminuir costos, las buenas prácticas van encamonadas a prevenir enfermedades de enfermedades y a que los animales estén en bienestar”, refirió.


Manifestó que entre los factores que amenazan la inocuidad de un producto se encuentran los contaminantes: físicos como son piezas de metal, vidrio, plástico, madera y objetos personales.


Químicos como plaguisidas, antibióticos hormonas, metales pesados, toxinas, etc. Y Biológicos conformados por bacterias, virus y paracitos.

 


Cabe destacar que estas características junto con las organolépticas, comerciales y nutricionales, constituyen los requisitos básicos que deben considerarse  para acceder a los diferentes mercados porque brindan un alto grado de confianza al consumidor.